Unión Europea apoya alianza para el fortalecimiento del proceso electoral

0
170

Con el objetivo de contribuir al proceso electoral y democrático en Bolivia, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) recibió hoy el apoyo de la Unión Europea, Suecia, Canadá y el Reino Unido en un proyecto que será implementado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

La iniciativa es parte de un esfuerzo mayor que busca garantizar la transparencia en el proceso electoral y fortalecer al Órgano Electoral Plurinacional a través de la asistencia técnica, asesoramiento estratégico y la adquisición de material electoral. Se espera que gracias a esto se logre capacidad del OEP para garantizar un proceso electoral transparente, creíble e inclusivo.

La alianza cuenta además con el apoyo de otras agencias del Sistema de las Naciones Unidas como la Entidad de la ONU para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer (ONU Mujeres) y el Programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU), sumando a socios responsables en la implementación, como IDEA Internacional.

Asimismo, el proyecto forma parte del compromiso asumido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) hacia finales de noviembre de 2019, cuando a partir de las conclusiones de la Mesa Redonda de Diálogo, facilitada por la Conferencia Episcopal de Bolivia, la Unión Europea y el Enviado Personal del Secretario General de la ONU, se acordó que la ONU coordine los esfuerzos para prevenir y superar conflictos a través del diálogo, acompañar y apoyar con asistencia técnica al TSE y TED; además de propiciar el pleno ejercicio de los derechos políticos ciudadanos, en condiciones de igualdad y sin intimidación, durante la campaña electoral, las elecciones y el período post electoral.

Los resultados principales del proyecto, que durará un año y acompañará todos los eventos electorales programados durante el 2020, radican en el fortalecimiento de la eficiencia, capacidad y transparencia de la gestión y administración electoral, a través de asistencia técnica y asesoramiento; el apoyo a la estrategia de difusión, sensibilización y comunicación para aumentar la credibilidad del proceso electoral y mitigar el potencial de violencia electoral; y la adquisición de equipamiento y materiales electorales, útiles para la mejora de las capacidades técnicas, humanas e institucionales del TSE.